Cagados y con el agua lejos

0
254

El panorama de los escenarios deportivos con la noticia de  que se deben devolver los recursos públicos al tesoro nacional, desatinados a la construcción de dichos escenarios, deja claro que para el Gobierno de Iván Duque hay una pobre importancia sobre este tema, los escenarios deportivos de complejo de la calle 42, el parque deportivo, entre otros son una imagen amarga que tenemos que cargar los ibaguereños y que muy difícilmente será borrada de nuestras retinas, al ver como unos mercaderes de pacotilla se han burlado de la inocencia y la nobleza de este pueblo (esto ya es una apreciación personal) y han jugado con los recursos de la salud, la cultura, el deporte, entre otros.

En ese tema quiero referirme a las cifras y al detrimento patrimonial en recursos públicos que han tenido los escenarios deportivos de la ciudad, la cifra que se observa en la carta enviada a la directora del IMDRI, Diana Ximena Cepeda, les exigen no tener en cuenta los recursos públicos para la ejecución de estas obras por un valor de $26.000 millones de pesos, dinero que es correspondiente a los saldos de los convenios logrados entre Coldeportes, la Alcaldía de Ibagué, y la Gobernación del Tolima,  convenios que corresponden a los Juegos Nacionales del año 2015 que se realizó en las ciudades de Ibagué y Municipios del departamento del Chocó.

Adicionalmente, en estos días el director de Coldeportes, Ernesto Lucena en reunión con el Alcalde de Ibagué, Guillermo Alfonso Jaramillo anunció de que no podría hacer aportes adicionales para la terminación de dichos escenarios porque que no cuentan con recursos, pero además en dicha carta también se puntualiza que sobre los $16.000 millones que el IMDRI ha recuperado a través de sanciones e imposiciones de multas a los contratistas que hicieron parte del desfalco de los escenarios deportivos, el municipio tendría que entregar parte de esta suma a la entidad.

El detrimento patrimonial de los escenarios deportivos corresponde a una cifra aproximada de  alrededor de unos $7.000 millones de pesos, es decir están ahí todos estos recursos en planos mal hechos por la empresa Typsa, en concreto mal puesto para dichas construcciones  y en columnas de acero oxidado, todas estas edificaciones están mal hechas, con pésima calidad y con pocos estudios de los supuestamente “expertos” algo que termina de poner más negro el panorama para este tema de los escenarios deportivos en Ibagué.

En conclusión, el gobierno de Iván Duque le dice pueblo ibaguereño que no hay plata adicional para terminar los escenarios, aparte de les dice que los recursos que quedan disponibles para poder como mínimo lograr un avance no los puede usar, y fuera de eso les dice que los recursos recuperados por sanciones a los contratistas por el desfalco de los juegos nacionales deben devolverlos a Coldeportes.

Con este panorama es menester recurrir a la frase conocida por el algor popular de que estamos “Cagados y con el agua lejos” pues el gobierno nacional no quiere apoyar para terminar los escenarios, ya que esto no ayuda a construir su “imagen” como gobierno, tristemente siguen siendo los más afectados los deportistas tolimenses, que a falta de escenarios dignos aún así nos siguen representando a nivel nacional e internacional en las diferentes competencias que logran clasificar con mucho esfuerzo y dedicación.