Corte Constitucional defiende corridas de toros

0
177

Este martes en sala plena, la Corte Constitucional dejó en firme las disposiciones de la sentencia C-666 de 2010, que indica que las actividades relacionadas con la tauromaquia, las riñas de gallos, el coleo y las corralejas son consideradas como arraigo cultural colombiano.

El tribunal tomó la decisión tras analizar una demanda contra la Ley de Protección Animal (774 de 2016), que “excluyó del ámbito de cobertura a los toros, gallos, becerros y demás animales que participan en espectáculos artísticos”. Según la demanda, “se desconoce así la calidad de seres sintientes otorgada a los animales”.

Por su parte, la sentencia analizada por la Corte señala que es válido eximir de sanciones administrativas a quienes participen en dichas actividades y espectáculos con animales, como una excepción a las conductas que se consideran prohibidas dentro del Estatuto Nacional de Protección de los Animales (Ley 84 de 1989).

En la decisión que confirmó el tribunal, se especifica que “estas expresiones humanas, culturales y de entretenimiento con animales” únicamente podrán realizarse “en aquellos municipios o distritos en los que constituyan una tradición regular, periódica e ininterrumpida”.

Además, indica la sentencia ratificada, “debe establecerse un proceso de adecuación” para que estas expresiones eliminen las conductas “especialmente crueles”.

De acuerdo con la decisión, las autoridades municipales no podrán “en ningún caso destinar dinero público a la construcción de instalaciones para la realización exclusiva de estas actividades”.