El Ángel de la calle

0
176
Foto: Victor Morales

Por: Camilo Guzmán

Desde que sigo a Susan Tatiana en redes sociales me ha conmovido en todo los ámbitos posibles, es una Administradora de Empresas, egresada de La Universidad Libre. Periodista egresada de INSTEL  (Instituto nacional de Telecomunicaciones), con un carisma, un chispa para ver la vida con tanta gracia que hace carcajear a todo los que la siguen en sus redes, profesora de Italiano y emprendedora, de esas mujeres que se encuentran de una en un millón, con una fuerza que pareciera ser de hierro, pero con el corazón más noble y puro que muy pocas veces he logrado ver en un ser humano, y a quien decidí nombrar en esta historia “El ángel de la calle”.

Susan Tatiana Morales es una caleña que se ha dedicado por más de 10 años a ayudar a los habitantes de la calle de su ciudad, llevándoles comida, ropa, dándoles una voz de aliento, junto con sus 2 hijos (Valentina y Francesco) salen cuando pueden a llevar más que una arepa, un bocado de espaguetis y jugo, les llevan una voz de aliento en donde con este acto les dicen que no están solos, y que con algo tan simple pueden tener al menos una esperanza de vida.

Residente en el nord occidente de Santiago de Calí, recorren las calles en la penumbra, con acompañamiento de un conductor “Preferiblemente que sea hombre dice ella” por si sucede algo, pero con la convicción firme de llevarles un bocado, una nueva oportunidad de vivir y realizar sus sueños.

Me entreviste con ella y me contó varias cosas y razones por las cuales decidió ejercer esta labor:

CGTatiana ¿Cuándo empezó con esta labor y que le llevan a los indigentes de la ciudad y cuáles son las zonas que visitan?
TM: Empecé hace 19 años, al centro, a la calle sexta, vamos a donde estén; les llevamos de todo la última vez les llevamos espaguetis, con cous – cous y huevos con arepas.

CG: ¿Y cómo los reciben dichos a habitantes? ¿Qué les dicen a ustedes cuando se les acercan?
TM: Nos dan las gracias, nos dicen: Que nunca les falte la comida, que Dios los bendiga en fin siempre nos han recibido muy bien

CG: ¿Ustedes han recibido apoyo del Gobierno Municipal para esto?
TM: No, no he recibido apoyo, ahora que lo he hecho público contraté un fotógrafo profesional, Victor Orlando Morales, le pague $200.000 pesos por las primeras fotos que publiqué y gracias a esto mucha gente dijo querer unirse a la causa.

CG: ¿Cómo es la rutina, quienes le ayudan en esto y como se reúnen y planean salir a las calles?
TM: Mis hijos y yo cocinamos, luego coordinamos con alguien que tenga vehículo preferiblemente que sea hombre por si hay algún problema, nos socorra, pero hasta ahora nunca nos ha pasado nada,  salimos a las calles a brindarles alimentos, para esta fecha tengo ropa, regalos para darles antes del 24 de Diciembre, y estoy trabajando en una fundación llamada Coalición Ciudadana donde también colaboro haciendo lo que me gusta.

Con los integrantes de Coalición Ciudadana y su fundador Augusto Luna, iré a entregar regalos a hospitales como Isaías Duarte, y si nos alcanzan al Club Noel, disfrazados para llevarles alegría.

CG: ¿Qué motivó a Tatiana a empezar a hacer esto?
TM: Esto comenzó cuando yo tenía 16 años, empecé a sentir dolor ajeno, a llorar cuando veía a un carretillero o reciclador sucio, mal oliente, empecé a rogar a Dios que la vida le cambiara a estas personas, al mismo tiempo que conocí hombres que quise y todos en la droga, antes o después que me enteraba que mi novio nuevo era drogadicto; intenté sacarlos de las drogas sin éxito y ahora me siento capaz de hacerlo, tengo un plan bien estructurado estaré en el KM 5 de la Buitrera de Cali con 10 camas como mínimo, en donde quiero que con ayuda de médicos, realizar procesos de desintoxicación, quitarles los traumas con terapia psicología y al final del proceso contrataré entrenadores para hacer de ellos empresarios, que generen empleo a muchas personas.

CG: Si pudiera tener el poder de cambiar algo en el mundo ¿Qué le gustaría que fuera?
TM: Cambiaría la mentalidad de las personas, la pobreza mental y las barreras que se colocan, todos podemos lograr cosas grandes, pocos lo saben y lo logran, he allí la diferencia entre un líder y un colaborador en una empresa, me gustaría que todos fuéramos empresarios y que hiciéramos como la época antigua en la que usáramos el trueque para intercambiar productos y servicios.  Mis hijos están creciendo con valores y el ejemplo habla más que mil palabras, el tiempo que les dedico es mucho,  pocos padres pueden ya que su tiempo es muy reducido, el trabajo los absorbe y los jóvenes crecen sintiéndose solos, allí surgen muchos problemas de drogadicción..

CG: ¿Si pudiera hacer un llamado al Gobierno nacional o local sobre este flagelo que les diría?
TM: Que Gobernar es mucho es más que llenar sus arcas, hacen mucho pero podrían hacer más, que el tiempo es oro, y hay que aprovecharlo al máximo porque mucha gente necesita capacitarse en este país, eliminar las pandillas con educación y arte, amor por las disciplinas como el judo, el karate, a veces me quisiera dividir en varios cuerpos para que me alcance el día.

Tatiana también se encuentra escribiendo un libro que titula: “Cuando el príncipe azul se destiñe” en donde por experiencia propia relata procesos y tips que pueden seguir Mujeres que sufren de violencia intrafamiliar y no saben qué hacer.

Estas son algunas de las fotografías de Tatiana, en donde trabaja por dicha comunidad: