Un estudiante muerto y seis heridos tras disturbios en la Universidad del Valle

0
216

Un estudiante murió y otras seis más están heridas tras los fuertes disturbios que se presentaron en la tarde de este miércoles en la Universidad del Valle.

Así lo confirmó Andrés Villamizar, secretario de Seguridad de Cali, mediante su cuenta de Twitter. 

“Lamentable confirmar que una persona murió al parecer por manipulación de explosivos. Hay al menos 6 heridos. Esperamos investigación del CTI de la Fiscalía para esclarecer estos hechos. Afortunadamente no hay policías heridos”, aseguró Villamizar.

Del total de los heridos, dos están siendo atendidos en la clínica Valle del Lili. “El primer paciente de 24 años presenta heridas por manipulación de artefacto explosivo y tiene un compromiso severo en las extremidades superiores y lesiones de tejidos blandos”, afirmó la institución.

La clínica Valle del Lili añadió que “el segundo paciente, de 26 años, ingresó por urgencias a las 15:34 horas con heridas por manipulación de artefacto explosivo, compromiso severo de la cara, extremidad superior izquierda, piernas, lesiones de tejidos blandos y heridas en múltiples partes del cuerpo. El paciente continuará en cirugía”.

Cabe recordar que la protesta que se generó en la Universidad del Valle este miércoles buscaba rechazar la muerte de Jonathan Landinez, quien perdió la vida en medio de la explosión registrada en un resguardo indígena de Dagua el pasado 21 de marzo.

La explosión se escuchó varias manzanas a la redonda. En videos, cuya veracidad no han confirmado las autoridades, se observan daños en uno de los edificios centrales del campus, donde funcionan las oficinas del sindicato de trabajadores.

El Secretario de Seguridad y Justicia de Cali dijo que estos hechos “sobrepasan cualquier tema de protesta. Estos son actos terroristas. Tratar de incendiar un bus de servicio público, disparar contra la Policía y atentar contra el Helicóptero Halcón son actos crimínales de la mayor gravedad”.

Además, Villamizar consideró que es “necesario la suspensión de la actividad académico-administrativa para recuperar el orden y permitir que la autoridad realice las investigaciones de rigor ante la gravedad de los hechos”.